Podemos servirle también como Consejero Delegado en las relaciones financieras que Usted ya tenga establecidas con otras instituciones.

¿Está Usted satisfecho con la institución pero no tanto con el ejecutivo o banquero privado que atiende sus cuentas?

  • Nuestra inclusión en una relación existente, se documenta a través de una Carta de Autorización, lo cual implica que nos autoriza para establecer contacto directo con su banco y revisar las carteras, generando una segunda opinión profesional. Validamos que los portafolios estén alineados a los objetivos trazados y a su perfil de inversión.
  • Validamos también las estrategias de inversión en marcha, y los planteamientos de rebalanceo de activos. Y muy importante, nos aseguramos que los costos asociados que le cobra el banco por su relación de banca privada, los cuales a veces no son tan evidentes, sean competitivos y justos.
  • Los activos continúan en la institución que Usted eligió, pero ahora agrega otros ojos al monitoreo constante del comportamiento de sus carteras.